un aguacate a la vez

bloggers

PAUSA

Real TalkMaría Elena RodríguezComment
pausa ambitnity

Llevo meses con un apretón en el pecho que no me permite publicar más posts en ambinity, el lugar que una vez llamé "mi santuario" y "mi bebé". Me he preguntado tantas veces por qué se me está haciendo tan difícil publicar algún escrito que tanto antes me disfrutaba, o publicar algo en las redes sociales que les dejara saber que estaba viva. A parte de muchos cambios que ocurren en mi vida, sentía que había algo que ya no encajaba. 

Mi intención con este escrito no es quejarme, ni hacer un “rant” (aunque los que me conocen saben que me encantan), pero entiendo que ya es hora de volver a hablar desde el corazón.

Mi vida ha cambiado mucho en el último año. No es un secreto que el Huracán María me cambió y los que escuchan el podcast Un aguacate a la vez lo saben mejor que nadie.

Ambinity comenzó como un lugar para escribir sobre lo que creía en mi vida: Todos podemos ser ambiciosos mientras somos vanidosos. Y no me tomen a mal, aún lo creo. Creo fielmente que si no le haces daño a nadie, cada cual debe ser feliz a su manera.

Pero poco a poco he visto cómo la ambición y la vanidad han llegado a un segundo plano en vida, porque mis nuevas prioridades son mi sanidad física, mental y espiritual. Quizás ya veían esto venir con mi decisión de usar solo maquillajes cruelty-free y escribir sobre temas más orientados al bienestar. 

Claramente la comunidad de influencers globalmente ha cambiado mucho. Me dedico a la publicidad digital y una de las razones por las que decidí irme por esta rama era precisamente porque estaba fascinada con el mundo cibernético y la capacidad que tenían los bloggers de influenciar la decisión de potenciales compradores sobre una marca. Quería ser parte de esta comunidad porque además de que me encanta el punto de vista de mercadear un producto en las redes sociales y la creación de websites, disfrutaba todo lo que tenía que ver con belleza, decoración y estilos de vida y ya de por sí muchas personas se acercaban para preguntarme sus opiniones sobre estos temas. 

Así comencé publicando cada vez que tenía el tiempo y la isnpiración, a pesar de que solo tenía alrededor de 3 lectores, contando a mi mamá. Pero con el tiempo y con la saturación gradual que hubo del mundo de bloggers e influencers de estilos de vida, me vi alejándome del sentimiento de empoderamiento que me daba publicar cada post a sentirme insegura porque no estaba creciendo al nivel que quizás otras personas que empezaron después de mi estaban creciendo. Gracias a mi naturaleza terca, siempre me mantuve firme en que quería ser lo más genuina posible, no importa qué marcas quisieran trabajar conmigo. Sin embargo, sentía que para publicar del corazón tenía que pagar el precio de acoplarme al algoritmo de las redes sociales y las tendencias que el resto de la competencia estaba siguendo para recibir los likes y los clicks que me llevarían a que me leyeran para poder continuar haciendo lo que amaba. 

Incluso, mis inseguridades llegaron a tal punto, que sentí que tenía que comenzar a hacer más contenido de video como stories y Youtube para crecer. No estoy diciendo que no me disfruté esta etapa, al contrario, fue una etapa hermosa donde crecí muchísimo personalmente y perdí muchos miedos. Pero a pesar de esto, siempre supe que no era yo, que estaba dando tanto de mi para hablar de productos o de cosas tan sencillas como prepararme el desayuno, que terminaba drenada y vacía el resto del día. Sentía que me perdía en las apariencias y en el qué dirán, por lo tanto estaba perdiendo lo que más amo y la razón por la que comencé ambinity: escribir por amor al arte. La razón por la que me tatué un bolígrafo con puntos de suspención en el brazo dominante. Porque nunca quiero olvidar que lo que me cura es escribir del corazón, no por complacer a más nadie que no sea a mi misma. 

PEN TATTOO

Luego de mucho reflexionar entendí lo que una vez fue una comunidad genuina de personas compartiendo sus opiniones, se convirtió (para algunos) en un lugar para promover su agenda personal, obtener cosas gratis y alardear de sus vidas, como si la vida fuera solo un juego de cuántas cosas puedes tener y pretender que eres feliz sin perder la cabeza.

Así que decidí que no sería parte de eso. 

Mi intención es vivir mi vida sin filtro y demostrar que no todo se trata de lucir lo que somos por fuera, sino de vivir una vida plena donde cada acción debe llevar a mejorar la del prójimo de una manera u otra. Esto tanto a nivel personal como social. No todos somos una fábrica de likes. Somos responsables por lo que le damos al mundo y eso no lo podemos perder de perspectiva.

AL RESTO DE LA COMUNIDAD DE INFLUENCERS Y CREADORES DE CONTENIDO:

Creen contenido que les apasione y trabajen con marcas que no tan solo les gusten, si no que apoyen sus valores. No tengan miedo en decir cuando algo no les gusta, déjenlo claro. Recuerden que esto no es una competencia, las redes sociales son una excelente herramienta para conectar y recibir feedback genuino de otras personas. El tener muchos seguidores o fama no debe afectar tu integridad nunca. 

Por último, no entren a esto por dinero porque se notará. Siempre recuerden que lo que compartan afectará a la persona que lo recibe de una manera u otra. Evalua tu post tantas veces quieras y solo haz clic en ese “publish” cuando entiendas que vas a mejorar la calidad de vida de los demás. 

¿ENTONCES QUÉ VA A PASAR CON AMBINITY? 

Una de las cosas que me ha enseñado la práctica de yoga y que me ha cambiado la vida de una manera sumamente positivia es a vivir el presente. Hoy me siento cómoda trabajando con el podcast y desarrollándome profesionalmente en una nueva faceta. 

Pero de algo estoy segura: Volveré a escribir, pero será de una manera mucho más orgánica y siempre, se los prometo del corazón. 

Con amor y respeto, 

María Elena Rodríguez

PD: No estoy publicando mucho en mi cuenta personal, pero me pueden conseguir ahí en @elenarodrz o escucharme en @aguacatepodcast

 

 

 

 

5 Things I've Learned From Buying Cult Beauty Products

Beauty, MoneyMaría Elena2 Comments

Even before starting this blog, I've been a little over my head trying out cult beauty products that are overly hyped. I think it comes with the beauty addict/ turned beauty blogger territory. And after lots of good and not so good experiences, I thought I would share with you guys what I've learned about cult products:

  1. Never forget your skin type - This is a no-brainer, but if you are in a shopaholic state, you may flake... I know I'm guilty! So the next time you buy a product, please take your time to research about who's it made for. Just because everyone is raving about that new face cleanser doesn't mean it will work on your dry skin. 
  2. Remember your zip code - Are you reading a product review from someone in the UK? Well you can bet this product probably won't work the same way in a hot and humid location. Trust me, I learned it the hard way after watching one too many British beauty vlogs. 
  3. Research drugstore dupes before buying high-end -  Before you go all out buying half your salary worth of high-end products just because bloggers love them, research some drugstore dupes. I give all this credit to Chantelle, one of the interns at the agency I work for, who's just as obsessed with the beauty community as I am. Every time I mention a new product that I've been meaning to try, she already has a dupe that is just as good, but for half the price! So research, research, research. 
  4. Mascara... Drugstore vs High-End - This is a tough one for me to admit and I think all of you straight lashes gals out there will understand, especially if you've always been told that drugstore mascaras are just as good as high-end. But after a fair share of trial and error, I can honestly tell you: NOPE! they aren't. Maybe they work if you have naturally curled and long lashes, but on me, they don't. And after trying out Benefit's They're Real, Bobbi Brown's Smokey Eye Mascara and most of Lancome's mascaras, I give you my word that there is no dupe for these at the drugstore, at least for us with stubborn lashes. The only way I've gotten sort of a curl effect is with the waterproof version of the Maybelline's Great Lash Mascara (the super hyped pink and green tube) and Maybelline's Butterfly Mascara. 
  5. Just because nobody talks about it, doesn't mean it isn't a great product - Sometimes in the beauty community we get so caught up on what everyone's raving about (guilty again!), that we forget that there are actually more - really great - brands and products out there worth trying. Don't be afraid to experiment with not-so-hyped-about products. You may find your new holy grail beauty regimen! 

Do you agree? What are your favorite not so hyped beauty products? I would love to know!

Don't forget to share this with your friends. :)

XO, Elena