un aguacate a la vez

wellness

Cómo comenzar a consumir menos basura

wellnessMaría Elena RodríguezComment
zero waste

Crecí en la época en que el Payaso Remi cantaba “vamos a salvar nuestro planeta”, donde en la escuela nos enseñaban a reciclar y re-usar lo más que pudiéramos y donde nos enseñaban la capa de ozono creciendo casi semanalmente.

Ahora de adulta, cuando mi esposo y yo nos enteramos que en el edificio que vivimos reciclaban, nos emocionamos e hicimos un esfuerzo por separar todos los artículos reciclables para desecharlos en el lugar adecuado. Dicho sea de paso, no los puedes botar en el mismo sitio que el resto de la basura, convenientemente ubicada en un shutter en cada piso. No. Si quieres reciclar, tienes que bajar al piso G, salir por el pasillo de mantenimiento, abrir la tapa pesada del basurero hecho específicamente para el camión de la basura, sin candado solo de 9AM-7PM de lunes a viernes y entonces lograste tu gran hazaña de reciclar. Sin embargo, mi compromiso con el payaso Remi era tanto, que estuve haciendo esto por un mes, hasta que uno de los empleados de mantenimiento me confesó que a pesar de que nos decían lo contrario, toda la basura iba para el mismo lugar: el vertedero.

Fue entonces cuando realmente entendí el movimiento Zero-Waste. Si verdaderamente queremos salvar el planeta, tenemos que tomar responsabilidad nosotros mismos y hacer un mayor esfuerzo por reducir el consumo de productos que crean tanta basura.

¿Más fácil decirlo que hacerlo? LO SÉ.

He dedicado los últimos meses a investigar sobre cómo puedo bajar la cantidad de basura que dos seres humanos y un puppy crean, para darme cuenta que no es tan fácil como pensaba. Así que tomé el mismo approach que tomé al comenzar a comer menos animales: ir poco a poco. Así que aquí les comparto varias maneras que he aprendido que pueden ir incorporando un estilo de vida con menos basura:

1. Cambia el papel toalla por toallas de microfibra reusables

Consíguelas en  Amazon

Consíguelas en Amazon

El que me conoce sabe lo obsesiva que soy con la limpieza de la cocina. Así que me tomó tiempo acostumbrarme a no sacar un pedazo de Bounty cada vez que iba a limpiar el counter de la cocina. Ahora que me acostumbré, me doy cuenta de que no solo estaba contribuyendo a grandes cantidades de basura, si no que también estaba desperdiciando dinero innecesariamente.

2. No subestimes el poder de las bolsas reusables para ir de compras

Consigues estas bolsas en  Amazon

Consigues estas bolsas en Amazon

Llevo haciendo un mayor esfuerzo por llevármelas y aunque parece un simple gesto, se siente súper bien. A veces me hago el reto de ver cuántas veces seguidas llevo las bolsas reusable y lo convierto en un mind game. También hay supermercados, como Whole Foods, que te pueden dar descuento por esto. WIN!

bring your own bag to grocery store meme

Puedes usar las bolsas que regalan en tiendas o usar una de estas que vi hace poco en un supermercado y las tengo en mi shopping list.

*Esto aplica también cuando vas a comprar cualquier otra cosa, no solo alimentos. 😉

3. Cuando comas fuera, llévate tus propios platos/ bolsas to-go

Consíguelos en  Amazon

Consíguelos en Amazon

Hace poco compramos nuestro primer set de envases de cristal y ha sido una tremenda inversión porque nos ha ayudado a bajar la cantidad de ziplock y papel de aluminio que usábamos.

Pero otro beneficio de estos envases es que los puedes llevar a los restaurantes y pedirles que te sirvan los leftovers aquí. No, no me mires raro. Hazlo sin vergüenza alguna. ¡Haz que lo bueno se pegue!

4. Invierte en “Zip-Locs” reusables

Consíguelas en  Amazon

Consíguelas en Amazon

Como comenté anteriormente, solo piensa en la cantidad de veces que has usado un zip-loc en tu vida sin pensarlo dos veces. En mi caso desde sándwiches to-go hasta vitaminas para los viajes.

Estas bolsas reusables de silicón no solo te ayudarán a crear menos basura, sino que te serán un alivio en el bolsillo inmediatamente.

5. Cambia tus tampones y toallas sanitarias por copas menstruales

Imagen via Trash is for Tossers

Imagen via Trash is for Tossers

Una de las maneras más sencillas de poder bajar el consumo de plástico es dejando de consumir artículos desechables para la menstruación. Aunque no uso toallas sanitarias desechables, sí uso la copa menstrual. No se preocupen, no me voy a poner gráfica, pero sí debo decir que mi vida cambió después de esto (me pongo más gráfica en el podcast, episodio 4). Una vez le pierdas el miedo, no vas a poder volver atrás.

¿Lo mejor? ¡Puedes dormir con la copa puesta!

Por cierto, no uso el Diva Cup, uso esta y me ha funcionado super bien por más de un año.

6. Si tienes que usar bolsas de basura, que sean biodegradables.

Eliminar las bolsas de basura por completo suena como una meta a largo plazo que quiero cumplir. Pero como el enfoque de este post es ir reduciendo poco a poco la basura, les quise colocar este punto.

Aún no he encontrado una opción económica y biodegradable para bolsas de basura así que no voy a hacer una recomendación. Si tienen alguna, por favor, déjenla en los comentarios. Sin embargo, ayer mismo nos llegaron estos poopoo bags para Matilda y tienen tremendos reviews.

7. Piensa 2-3 veces antes de comprar algo que sabes que no necesitas

Image via  How to Geek

Image via How to Geek

En mi opinión, la razón principal por la que el mundo se está desbordando de basura es porque estamos acostumbrados a comprar y desechar sin ningún tipo de consciencia. Platos desechables, ropa de mala calidad que usamos 1-2 veces, comprando cosas que no necesitamos por impulso, etc. Todos hemos sido culpables de una manera u otra.

Ahora, ¿cómo podemos cambiar esto? Seamos más conscientes a la hora de hacer compras. Practica el minimalismo, investiga sobre el método de Konmari que ahora está hasta en Netflix (aquí un post que hice sobre su libro hace unos meses), medita sobre por qué sientes la necesidad de comprar cosas que no necesitas.

Si la madre Tierra no es motivación suficiente, piensa en tu bolsillo. Créeme, será tremendo alivio.

¿Qué les pareció este post? Si les gustó, de seguro disfrutarán el episodio #4 del podcast. Déjame saber qué estás haciendo para ayudar al medio ambiente en los comentarios.

Besos,

ME




















Por qué vendí mis carteras Louis Vuitton y las 27 “cosas” que llené en su lugar

wellnessMaría Elena RodríguezComment

Hace aproximadamente dos años agarré las dos carteras de diseñador que siempre había querido (una Louis Vuitton Speedy 35 y una Louis Vuitton Neverfull GM) y las puse para la venta en eBay. No tuve ningún tipo de remordimiento, al contrario, sentí que perdí 900 libras de peso en mi vida.

Estas carteras eran mis #Goals, las tenía en mis vision boards, Pinterest boards, guardadas en mis saves en Instagram y me babeaba viendo los unboxings en Youtube soñando con el día que me tocara a mi. Al igual que lo puede ser un carro o un hogar para algunas personas, para mí eran símbolo de you’ve made it, de que eres una persona hecha y derecha y puedes lograr lo que quieras en la vida.

Quisiera decirles que esta no es otra historia de cómo mi vida cambió luego del huracán María, pero lo es. La realidad es que es una de esas historias que no he querido contar porque no quiero que nadie se ofenda y piense que me creo el Buddha ahora o que estoy atacando al que se sienta pleno y feliz teniendo artículos de lujo que siempre desearon, porque no lo es. Pero la realidad es que eran unos meses después del huracán María y a pesar de que trabajé súper fuerte para comprarme estas carteras con mi propio dinero y estaba sumamente orgullosa de tenerlas, no me sentía bien usando miles de dólares en mis hombros cuando mi país literalmente se estaba muriendo de hambre.

No vendí estas carteras porque estaba arrepentida de haberlas comprado o me sentía culpable de tenerlas. Las vendí porque sabía que había comprado estas carteras llenando un vacío que no sabía cómo llenar con cosas que no fueran materiales. Luego de ver cómo mi país se caía en cantos, lo material pasaba a un tercer plano y todo lo que quería era rodearme amor, compartir con mi familia/ amigos y llenarme de salud. Lo sé, por más cliché que suene, esa es la simple y sencilla razón.

He dejado más que claro que estos últimos dos años me he dedicado a cambiar mis rutinas y entrar en prácticas de self-care que me recuerden mi valor de adentro hacia afuera y no viceversa. Es algo que hablo mayormente en el podcast, pero que quería compartir esta lista porque cada una de estas prácticas me ha elevado la vida. Siéntete en la libertad de mix and match todas estas prácticas y déjame saber en los comentarios cuál añadirías:

  1. Prender velas.

  2. Practicar yoga una vez al día.

  3. Usar aceites esenciales.

  4. Por lo menos media hora de un baño con sales/ aceites/ burbujas una vez en semana.

  5. Leer un libro por placer, no por obligación.

  6. Meditar.

  7. Cocinar con amor.

  8. Dejar ir personas tóxicas de mi vida.

  9. Sembrar plantas dentro y fuera del hogar.

  10. Tener una rutina de belleza centrada en amor propio.

  11. Journaling.

  12. Agradecer todos los días.

  13. Unlike/ Unfriend/ Unsubscribe todo lo que no le añada valor a mi vida.

  14. Vivir la vida más libre de crueldad animal posible.

  15. Creer en la magia y en la ley de la atracción.

  16. Caminar descalza por la grama.

  17. Rodearme de naturaleza (plantas, cristales, animales, etc.)

  18. Hablar con la familia.

  19. Cuidar de un animal.

  20. Seguir y aprender de los ciclos de la luna.

  21. Comer más frutas y vegetales y menos alimentos procesados.

  22. Prender incienso.

  23. Tener un espacio sagrado en mi hogar.

  24. Conectar con las estaciones del año.

  25. Seguir la curiosidad.

  26. Regalar experiencias, no cosas.

  27. Practicar el no juzgar al prójimo.

Aquí varios productos que no necesariamente necesitas, pero te podrían ayudar:

Tres pasos para un ‘detox’ digital sin desconectarte de las redes

wellnessMaría Elena RodríguezComment
detox digital

Aparte del mega detox que hice hace unos meses, cada cierto tiempo me da un “arranque” y todo lo que quiero es cerrar todas mis cuentas de redes sociales y no volver atrás. Piénsalo, ¿cuándo fue la última vez que escribiste el URL de un website de noticias o de tu blog favorito? Dependemos tanto de las redes sociales que inevitablemente terminamos esclavos de sus algoritmos. Quizás querías entrar a Facebook para ver lo que está pasando en el mundo, pero terminaste viendo el gender reveal party de tu ex. Quizás entraste a Instagram para conseguir un poco de #StyleInspo para tu próximo office party, pero terminaste sintiéndote como 💩porque quieres los abs de aquella. Quizás entraste a Twitter para reírte un rato pero terminaste cuestionando tu educación y tus decisiones en la vida gracias a los argumentos del Woke Police en Twitter. De solo escribir esto, me drené.

Siendo las redes sociales gran parte de mi carrera profesional, no puedo desprenderme del todo de ellas. Pero por el bien de mi salud mental, he aprendido a ponerme creativa cada cierto tiempo, para poder darme un merecido social media detox sin desprenderme del todo. Aquí les comparto mis trucos:

1. Analiza el contenido de cada página o persona que sigues

kris jenner investigating

Entra a cada una de las redes sociales que usas diariamente, y hazte las siguientes preguntas para saber si es momento de unfollow, unfriend o bloquear:

  • ¿Cómo te sientes cada vez que ves los posts de esta persona/ página?

Esta pregunta puede ser difícil de responder. Conlleva admitir que quizás sentimos envidia, odio, rencor, tristeza o que te sientes mal contigo misma y eso no está fácil. Pero vas a saber bien dentro de ti la respuesta.

Elimina todas las páginas y personas que te causen algún sentimiento negativo al ver sus posts.

Ojo: Sentir alguno de estos sentimientos hacia otra persona es normal. Lo importante es identificarlo y trabajar en ellos. Sacar a personas que te activan estos sentimientos es solo un paso hacia sanarte.

  • ¿Cómo aporta este post a la persona que estoy tratando de convertirme?

Confieso que yo también me rio y disfruto de esos posts que se “tripean” nuestras crisis existenciales. Pero cuando estamos pasando por una crisis nosotras mismas o tratando de ser un poco más felices en un mundo que se enfoca en lo negativo constantemente, no me parece buena idea estar viendo una aceptación pública de comportamientos auto-destructivos.

Elimina todas las páginas y personas que se enfocan en lo negativo.

  • ¿Esta persona/ publicación humilla a otras personas o animales?

Cualquier página que gane su popularidad a raíz de humillar o hacerle bullying a otra persona, debe ser sacada de tus redes inmediatamente. Me parece que esta no necesita más explicación.

Elimina todas las páginas que humillen a otros seres.

  • ¿Qué personas/ publicaciones ya no están alineadas a la persona que quiero ser?

Hace un tiempo, seguía todas las revistas de moda con las que crecí. Por un momento, me encantaban, porque me mantenía al día con las últimas tendencias y estilos de vida. Sin embargo, como todo en la vida, cambié y sinceramente ya no me importa tanto saber si el balayage es el nuevo ombré.

Elimina todas las personas, influencers y publicaciones que publiquen contenido que no se alinean al estilo de vida que aspiras.

  • ¿Tienes prueba suficiente de que una persona intenta hacerte daño?

Cuando digo “prueba suficiente” puede ser desde maltratarte verbalmente a usar contenido en tu contra. Si es así esta persona no necesita un mero unfriend/ unfollow, sino un bloqueo.

Si esta persona te está agrediendo mental o físicamente, por favor, busca ayuda de las autoridades INMEDIATAMENTE. Te quiero segura y viva.

Elimina todas las personas que no quieran lo mejor para ti.

2. Aléjate de las secciones de comentarios

cardi b scared

Si alguna vez has visitado la sección de comentarios de alguna página de noticias, sabes exactamente de lo que hablo. En serio, no lo hagas.

3. Cambia la rutina

change routine

Ahora que ya limpiaste las redes sociales de situaciones tóxicas, es hora de cambiar tu rutina a una que no dependa de ver los highlights de la vida de los demás.

  • Acuéstate a dormir sin el celular cerca - Ponte un horario de uso para el celular y cuando llegue la hora, déjalo en la cocina, cargándose. Léete un libro, diviértete con tu pareja (o tu misma) o simplemente descansa.

  • Lleva siempre un libro o crucigrama en la cartera - De esta manera cuando tengas que hacer alguna fila, o no tengas más nada que hacer, inviertes tu tiempo en algo más productivo.

  • Borra las aplicaciones de redes sociales del celular - Esto no significa borrar tus cuentas, ellas seguirán ahí, pero para visitarlas tendrás que entrar por un browser. Más difícil de entrar = menos probabilidad de que entres.

Como último tip, cuando decidas regresar a las redes sociales, enfócate en usarlas positivamente. Comparte solo cosas que te inspiren o te den felicidad.

¿Qué les pareció este post? Déjame saber en los comentarios.

Besos,

ME